lunes, 14 de febrero de 2011

Alguna vez

           
              Alguna vez

Alguna vez desistiré de fantasear en los cantos
del mineral que lía mi sombra a tu cintura
sobre las grupas de tu negro contoneo.


Abandonaré el recrearte entre las aguas
al ondulante imaginero de tu lengua
-cuando ganaba, a su sabiduría, mi simiente.

Cuando, sin tregua, me cubrías al galope
hasta el frenesí de tu desmayo…
y el mundo se nos iba tras las olas
en la desolada playa, que aún,
denuncia tus huellas.

Alguna vez, cuando al espejo suspire,
sintiendo la fragilidad de mis huesos
acopiaré rocío en la gradas de mis visiones
y descenderé a humedecer tu boca
sedienta a mi capricho.

Deslizaré una flor por tus senos, sin apremio,
con parsimonia...con esa lentitud del caracol
arrastrando su vislumbre bajo las estrellas.

Alguna vez, pernoctaré observando tu desnudo
impúdico desentendido sobre nuestra playa...
y aguardaré una luna en tu mirar;
tu sombra a mi despido.

Pichy