lunes, 22 de agosto de 2011

SIN FRONTERAS (Antología Gaceta Virtual,2011 )




APIÉRNAME

Olvida los brazos

simplemente

apiérname.

Hubert Gil



La duración perturbada


escindió como cuchillo

nuestras derrotas.



Cuantiosos quebrantos.

Todas las revisiones

irrumpieron

el instante confuso

que hoy se consigna

a fantasías y ausencias.



Apiérname

cuando la luna vaya a tu sexo.

 
 
 


ENGREÍDA

Cruza despreocupada de los piropos,

deslizando a sus pies

el parque.

Asida de un rabo de nubes fluorescente

que la eleva

sobre las posibilidades de los jóvenes.

Que perdidos a su gracia,

derraman sus físicos verbos.



Siempre ida de los sociales roces

etérea en las formas de evitarse la vida

sin marcarse nombre, ni oficio.

 
 
 


NO ES TODO BAILAR

La ciudad esta sesgada,

la ardua duración de sus tambores

rompe las portillas del ocio.

Abaten matronas sus murallas de castidad,

húndese la luz que feriaba los parques.



¿Si te extirpara las pencas de romeras

que enraízan sobre tus ojos

renunciaríais de bailar?



A la ciudad le han sisado

sus eufonías naturales,

las han diluido

en una abundancia de cicatrices

y hogaza, entre serpientes

que se disipan

en las magras rondas

y los marginales bares.

Suerte de aviadas ruanas exóticas

de pasos insólitos,

que se benefician

de quebrados cristales

en la garganta.



¿Si iluminara las escalas de sandunga

que barajan al disloque tu estólida cabeza

resignaríais de bailar?

 
Pichy