viernes, 30 de enero de 2015

SIGLO XXI

Todo hombre verdadero

debe sentir en su mejilla el golpe dado

a cualquier mejilla de otro hombre

José Martí



Más allá de la esperanza
optaremos por otras esperanzas,
y siempre otras, 
porque de quimera a quimera
sobrevive el hombre.

Nada tan real como la sombra
de los siglos tapiados,
para evitar que larguen sus ojos
por delante de sus manos.

Estrenamos el milenio
reverenciando el amarillo
y las tremendas palabras 
para el perdón y las omisiones  miserables 
del olvido y sus sombras.

Estoy leyendo las últimas noticias
y una mano me golpea el rostro
impunemente.
Porque nadie siente en su mejilla
el golpe dado en la mejilla de otro hombre. 

Pichy