miércoles, 13 de agosto de 2014

ME CONTRAPONEN

                                   


Apegado en la institución de un rugido bronco
se desfasa de la multitud y cae.
¿Será por ese desgajo
que los astutos disponen a su alrededor?

Les pido clemencia para el caído
y los encaros me detienen
donde las palabras hacen los desencuentros,
donde florecen las conveniencias
desdibujando entre las sombras
el fuego de la raíces.

Pichy