lunes, 23 de febrero de 2015

SÓLO A LA INOCENCIA

    

Sólo los niños dominan el sitio justo

en que se curva el paraíso

para perdonar haberes.



Días tengo en que todo me dirige al sol

y en la casualidad las nubes lo cubren

tan solo por contradecirme el día.

Sólo a la inocencia

le es dado circular al revés

los caminos que dispone la cordura.

Porque sus atrevidos pasos

palpitan etéreos

sobre las antiguas generaciones.


Pichy