jueves, 1 de diciembre de 2016

DECIDE SU HERMOSURA



Cara al océano hirviente
se desaliña los sueños y el pasado,
se va deshaciendo
con el estruendo suicida
de las olas contra la costa.

Ya de espaldas a la mar
decide el resto de su vida
y murmura para sí
un grandioso futuro.

Abrazada a la desolada bahía
se abandona a las penetraciones
de la multitud,
recién nacida al instante inolvidable
de la hermosura que se presta.

Pichy