martes, 4 de agosto de 2015

Cuando se postra La Habana

Alguien regresó a explicarme
que se vierte la patria,
cuando se postra La Habana
en su calurosa diversión
de esparcimiento exuberante.

― Abrí los sentidos para suponerla…

Hay desahogos
que acostumbro proponer,
a fin de que transiten encueras
la dignidad de la Alameda,
enarbolando sus senos:
blancos cual palomas
y negros como tinta de pulpo.

 
Pichy