jueves, 12 de febrero de 2015

MAQUINALES

           

Producto de coincidencias y circunstancias

somos un género entre posibilidades

tácitamente violentas.



Sigilosa faena la de esta sociedad

reductora de las humanas alturas

entre sus telarañas

de inclemencias maquinales.



Procesos que obran

entidades parafernalias

engendran personajes

con magníficos renombres

—distanciados de los comunes—

que envilecen las composturas

para imponer su gobierno.



El artificio de los imperios

nos reproduce

moldeables y acomodaticios

condescendientes

con los engendros perversos de la plusvalía

por la que nos automatizan los sueños.

Pichy