miércoles, 13 de agosto de 2014

OTRA MANERA

                                   
A ratos sorprende
con su giro estoico
al aura de la tarde.


A veces gira
en infinitas vueltas
recitando,
entre gestos deshumanizados,
los místicos
y reverentes versículos
de una doctrina
que enrumba  a la oscuridad
—otra manera del fracaso—. 


Pichy